Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

martes, octubre 31

Músico


Frank Martin (Ginebra, 1890-Naarden, 1974) es un compositor que en su obra compendia todos los lenguajes musicales del siglo XX, si bien su principal influencia fue Arnold Schöenberg y, con el tiempo, llegó a crear un lenguaje propio, principal aspiración de todos los compositores del siglo XX. Sus obras abarcan desde la sinfonia al oratorio, pasando por el ballet y la ópera, ya que cultivó casi toda las formas musicales. De sus estudios de música se encargó el compositor Joseph Lauber, su único profesor, ya que Martin no acudió a ninguna escuela oficial.

No es un compositor muy conocido, al margen de los músicos, porque sus obras no se programan con frecuencia y tampoco ha sido muy cuidado por las grandes compañías discográficas. De divulgar su obra se encarga la Societé Frank Martin, creada en 1979 en Lausanne y cuyo patronato fundacional estaba integrado, entre otros, por Elly Ameling, Paul Badura-Skoda, Carlo Maria Giulini, Dietrich Fischer-Dieskau, Antal Dorati, Eugen Jochum, Karl Böhm, Nadia Boulanger,
Irmgard Seefried y Bernard Haitink. Una nómina que prueba la importancia de Martin entre sus colegas.

Era un ferviente admirador de Bach y un hombre polifacético que, además de la música, tenía otras pasiones: el arte bizantino, el mar, la filosofía y la cocina. A mediados de los años 20 ya era profesor de ritmo en el Instituto de Émile Jaques-Dalcroze, el creador del método eurítmico, a los 36 años fundó la Sociedad de Música de Cámara de Ginebra y fue presidente de la Asociación de Músicos Suizos de 1942 a 1946, año en el que se instaló en Naarden, la ciudad holandesa en la que murió, buscando la tranquilidad para componer que no encontraba en Suiza.

Compuso Quatre Pièces Brèves para Andrés Segovia pero éste no quiso tocarlas y ni tan siquiera se las agradeció, por lo que el director de la Suisse Romande, Ernest Ansermet, gran amigo del compositor, le propuso que hiciese una versión orquestal que él mismo estrenó en 1934.

Una de sus obras más conocidas es 6 Monologe Aus Jedermann, con textos de Hugo Von Hofmannsthal; el Requiem para cuatro solistas, coro mixto, órgano y orquesta, que él mismo dirigió el día de su estreno en Lausanne, en 1973, es una de sus últimas obras.

lunes, octubre 30

Un héroe suizo

Uno de los héroes más queridos en Suiza tiene cuatro patas, se llama Barry y es un perro. Vivió entre 1800 y 1814 y su mérito fue salvar la vida de cuarenta viajeros que querían cruzar el puerto del Gran San Bernardo en invierno y terminaron perdidos y poniendo en peligro su integridad física.

El puerto es una de las principales rutas entre Suiza e Italia y el albergue con el que comparte nombre, al cuidado de monjes, data del año 1050. A mediados del siglo XVIII, empezaron a utilizar los perros 'San Bernardo' para que les ayudasen en la búsqueda de personas extraviadas, porque esta raza tiene un gran sentido de la orientación, incluso en las circunstancias climatológicas más adversas. Gracias a su excepcional olfato, son capaces de localizar a una persona enterrada bajo varios metros de nieve y con su gran tamaño y su tremenda fuerza física consiguen abrirse paso hasta ella.

El origen de estos perros es bastante difícil de precisar y sobre él hay algunas bonitas leyendas pero basándose en el estudio comparativo de los cráneos de perros contemporáneos y de cráneos prehistóricos, especialmente del llamado 'período Hallstatt' (1200-800 a.C.), el profesor Theodor Studer ha llegado a la conclusión de que tanto los 'San Bernardo' como las restantes grandes razas europeas, provienen de antepasados comunes también europeos; en concreto, de una raza que ha bautizado como 'Canis Familiaris Palustris Rytimezer'.

Barry, que significa osito en el dialecto bernés, fue uno de estos perros. Una vez retirado del servicio de rescate, en 1812, vivió los dos últimos dos años de su vida en Berna y a su muerte fue disecado y puede verse en el Naturhistoriches Museum de la capital suiza, pero en el albergue del puerto, y en su honor, siempre hay un cachorro que lleva su nombre. En la actualidad, los perros ya sólo sirven de reclamo turístico en verano, porque las labores de búsqueda están encomendadas a helicopteros, localizadores térmicos, GPS y otros avances de la técnica, pero Barry sigue siendo una referencia para los servicios de rescate.

domingo, octubre 29

La gran fiesta del 'más allá'

Desde el pasado viernes y hasta el próximo cinco de noviembre, Basilea es la sede de unas jornadas helvético-mejicanas en torno a la muerte que llevan por título 'Diesseits vom Jenseits', algo que puede traducirse como 'Más acá del más allá'. Las jornadas cuentan con un amplio programa de actos que incluye conciertos, exposiciones, talleres, conferencias, representaciones teatrales y de danza, películas, especialidades culinarias, una gran fiesta y hasta una misa, para que no falte de nada.

Las sedes de este insólito festival en torno a la muerte, patrocinado entre otras entidades por la Embajada de Méjico en Suiza y Prohelvetia, la institución encargada de difundir la cultura del país alpino, son las calles de Basilea y diversas instituciones culturales locales: la Gare du Nord, el Tinguely Museum, la Kaserne Basel, la Stiftung Bartels Fondation, el Kunsthalle, el Museun der Kulturem, la Leonhardskirche, la Galerie Chelsea, la Literaturhaus, el Papiermühle, el Museum am Burghof Lörrach y la Predigerkirche, en la que se celebrará la misa de difuntos. Puede decirse que, durante 10 días, toda Basilea estará invadida por la celebración de la muerte.

La alegría con la que los mejicanos celebran el Día de Difuntos sorprenderá, sin duda alguna, a los ciudadanos de Basilea, mucho más contenidos en sus conmemoraciones fúnebres. Aunque no siempre fue así ya que según los organizadores del evento, en una iglesia medieval de la ciudad hay un mural de alrededor de 60 metros de largo, en el que están representadas unas calaveras bailando que se parecen mucho a 'La Catrina', la alegoría mejicana de la muerte.

Si se animan a asistir a este encuentro sin precedentes, pueden encontrar toda la información aquí:


sábado, octubre 28

Cuidados paliativos


Ferdinand Hodler (1853-1918) fue un pintor encuadrado en el simbolismo y en el primer expresionismo, marcado por el fallecimiento prematuro de sus padres. La muerte fue una constante en su obra desde el principio de su carrera. Natural de Berna, estudió pintura en la Escuela de Bellas Artes de Ginebra, ciudad en la que murió, y fue uno de los exponentes del movimiento de la Secesión en Viena y Berlin. Viajó a España, tras las huellas de Manet, para admirar en el Museo del Prado a Tiziano y Velázquez y vivió durante seis meses en Villalba, lo que no deja de ser una excentricidad.

Hasta 1890 su obra se movía en un naturalismo bastante convencional, pero a partir de ese año, giró hacia el simbolismo y, después de algunos cuadros en los que hizo incursiones en el expresionismo, en los últimos años de su vida se decantó hacia el retrato y el paisaje. Entre sus obras más importantes figura el ciclo de pinturas murales que realizó para el Kunsthistorisches Museum de Zürich.

Hodler plasmó la enfermedad y muerte de su joven amante, Valentine Godé-Darel, con la que dos años antes había tenido una hija, en una serie de dibujos y óleos, sin precedentes en la pintura europea. Tal vez como una forma de defensa frente al sufrimiento y como un diario de la enfermedad, se dedicó a pintarla una y otra vez en su lecho de muerte, incluida su larga y terrible agonía. Hace poco me contaron que muchas de estas pinturas ilustran artículos y libros de cuidados paliativos.


viernes, octubre 27

El pope del renacimiento italiano

Jacob Burckhardt (Basilea, 1818-1897) estudió teología protestante en Neûchatel, era hijo de un pastor calvinista y, sobre todo, historia y arte en Berlin y Bonn. Viajó mucho por Italia, era amante de los gatos y mantuvo una prolongada correspondencia con Friedrich Nietzsche, de quien fue amigo. Fue un persona poliédrica que, en vida, ya era considerado uno de los hombres más cultos de su tiempo y que desde hace muchos años ocupa un sitio de honor en la cultura europea sobre la que, por otra parte, tuvo una influencia notabilísima.

Tuvo una concepción individualista de la cultura y fue un declarado enemigo del predominio del estado sobre la persona así como de los fanátismos religiosos. Revolucionó la forma de estudiar la historia, rechazando las tendencias historicistas e idealistas dominantes en su época, y propuso un nuevo método: la Kulturgeschichte, que puede traducirse como historia de la cultura, entendiendo cultura en el sentido amplio de civilización.

Su primer artículo importante se titulaba 'Bemerkungen über schweizerische Kathedralen', es decir, 'Observaciones acerca de las catedrales suizas' y despés de esas notas vinieron muchas obras más. Una de las más conocidas es 'Die Zeit Constantins des Grossen', traducida al castellano con el título 'Del paganismo al cristianismo:la época de Constantino el Grande', en la que estudió los hechos y la trascendencia de una etapa histórica de transición que, en sus propias palabras 'habría de sellar el destino de todo el Occidente'.

Hablar de Burckhardt es, sobre todo, hablar del renacimiento italiano. Su obra 'Die Kultur der Renaissance in Italien' - La cultura del Renacimiento en Italia - está dividida en seis partes:




  1. El Estado como obra de arte.

  2. El desarrollo del individuo.

  3. El renacimiento de la antigüedad.

  4. El descubrimiento del mundo y del hombre.

  5. La sociedad y las fiestas y

  6. Costumbres y religión.

Es una obra imprescindible para conocer esa época fundamental de la cultura europea y debería ser de lectura obligada en todas las facultades de historia. Eso sí, fomenta la leyenda negra de la familia Borgia.



jueves, octubre 26

Bonnie & Clyde



Jean Tinguely (1925-1991) nació en Friburgo, vivió casi toda su vida en París, murió en Berna y en Basilea tiene un museo dedicado a su vida y a su obra. El edificio fue construido por el arquitecto tesino Mario Botta y se encuentra a orillas del Rin.

Desde este lunes, el museo exhibe una exposición a la que han llamado 'Niki & Jean, l'Art et l'Amour' y que es un homenaje al escultor y a su mujer, la francesa, nacionalizada norteamericana y artista inclasificable, Niki de Saint Phalle, fallecida en 2002. La pareja fue conocida en los sesenta como los Bonnie & Clyde del arte y formaron una pareja transgresora, rebelde y glamourosa.


Jean Tinguely se definía a así mismo como 'un artista del movimiento'. Vinculado a la vanguardia europea de posguerra, sus monumentales esculturas- máquinas y sus máquinas absurdas, realizadas con objetos industriales usados, ocupan los principales museos y lugares públicos de ciudades como París, Nueva York, Milán o Basilea.

Niki de Saint Phalle, tras sus primeros collages, evolucionó hacia ensamblajes de objetos usados y alcanzó el verdadero éxito con sus 'Nanas', enormes figuras femeninas multicolores, una de ls cuales es el ángel del techo de la estación de Zürich.

La exposición está dividida en tres secciones: los artistas, la colaboración y el amor; y en ella pueden verse cartas privadas, películas, dibujos y sus monumentales trabajos conjuntos. Uno de estos trabajos no ha podido ser trasladado a Basilea y se puede seguir viéndo en la Plaza Stravinsky de Paris, se trata de la Fuente Stravinsky, una obra con 16 esculturas, dotadas de movimiento y de surtidores de agua, inspiradas en las obras del compositor ruso.

miércoles, octubre 25

Poco partidarios del mono

La revista Science ha publicado el resultado de una encuesta realizada por el profesor Millar, de la Universidad de Michigan en la que el científico norteamericano pidio a más de 340.000 personas de 32 países europeos, de los Estados Unidos y de Japón, que comentaran la siguiente frase: 'Los seres humanos, como los conocemos, se desarrollaron a partir de especies de animales precedentes'.

De los 1.000 suizos que participaron en la encuesta, el 60% declaró estar de acuerdo con la teoría de la evolución; el 10% dijo no estar seguro, mientras que el 30% aseguró que era falsa.

El profesor de biología teórica de la Escuela Politécnica de Zürich, profesor Sebastian Bonhoeffer, ha declarado que esos porcentajes le parecen muy preocupantes.

martes, octubre 24

Sirnach, música y peregrinos


Sirnach, Busswil, Littenheid, Horben y Wiezikon forman la Comuna de Sirnach, una tranquila zona residencial muy próxima a Zürich y al Lago Constanza que administrativamente pertenece al Cantón de Thurgau.

En esta comuna de poco más de 6.000 habitantes, tienen un gran afición a la opereta, hasta el punto de que la asociación teatral de aficionados que se dedica a representarlas goza de gran prestigio incluso más allá de los límites municipales. Las inquietudes culturales y musicales de los vecinos no se limitan a la música frívola, la iglesia católica de St. Remigius disfruta de un magnífico órgano realizado por los mismos artesanos que hicieron el de la Capilla Sixtina, los afamados 'Mathis Orgelbau', de Näfels.

Sirnach tiene también una estrecha relación con Santiago de Compostela, ya que el Camino de Santiago centroeuropeo comienza allí y de este hecho da buena prueba el escudo de la comuna.

lunes, octubre 23

Mamás con derecho a descansar

Todas las madres tendrán el derecho a 14 semanas de vacaciones pagadas después del parto con una prestación económica equivalente al 80% de su salario. El seguro por maternidad cubre a todas las empleadas, autónomas y mujeres que trabajan en un negocio familiar. Las mujeres desempleadas no entrarán en el seguro.

Para poder percibir la paga por maternidad la solicitante debe haber pagado la seguridad social por un plazo mínimo de 9 meses y haber trabajado por lo menos en los cinco meses anteriores al parto. En cualquier caso, independientemente de los ingresos de la parturienta, la paga nunca superará los 172 francos diarios.

Ustedes pensarán que acabo de 'descubrir la pólvora' y que estos derechos que he enunciado en los dos párrafos anteriores son 'más antiguos que la tos'. Sin embargo, por extraño que les parezca, el derecho al permiso de maternidad remunerado es una novedad en Suiza. Se aprobó en referendum el pasado 26 de septiembre, después de muchos años de lucha y cuatro referendums en los que se rechazó. A la quinta, los cantones alemanes, que siempre se habían opuesto, se unieron a los franceses e italianos y el permiso fue aprobado por mayoría.

domingo, octubre 22

Permisos de todos los colores



A los extranjeros que quieren residir en Suiza de manera legal, las autoridades les conceden un permiso que, según las razones que aleguen y su procedencia, puede ser: B, C, F, G, L o S.

Para los ciudadanos de la Unión Europea o de la Asociación Europea de Libre Comercio (Liechtenstein, Noruega e Islandia), el permiso de residencia, clase C, les permite residir allí por tiempo indeterminado siempre que hayan vivido en Suiza por lo menos durante 5 años. Este permiso, renovable cada 5 años, no está sujeto a limitaciones relacionadas con el mercado de trabajo. También pueden obtener este permiso los ciudadanos de terceros países que tengan una cualificación profesional inexistente en Suiza.

El permiso de residencia de la clase B sólo se obtiene si se justifica un contrato de trabajo de al menos 12 meses o, en el caso de los estudiantes, si presentan el certificado de estar matriculados en un centro suizo. Sólo se conceden 15.000 permisos de esta clase por año.

115.000 trabajadores temporales por año, con contratos de trabajo inferiores a 12 meses, reciben el permiso de la clase L, mientras que el de clase G pueden obtenerlo los trabajadores que tienen su lugar de trabajo en las zonas fronterizas de Suiza, permitiéndoles residir sólo en esa zona.

A quienes se refugian en Suiza huyendo de guerras o persecuciones se les concede un permiso de residencia de la clase S y, por último, a aquellos que por no estar en ninguna de estas condiciones no se les puede conceder un permiso de residencia pero el gobierno confederal considera que su repatriación sería inaceptable, se les concede un permiso de la clase F.

Todos estos permisos no han evitado que vivan en Suiza 130.000 'sin papeles', según fuentes de la Oficina Federal de Migraciones.

sábado, octubre 21

También en Suiza

En los cinco continentes las pequeñas y medianas empresas, las pymes, son el eje del sector productivo. Suiza no es una excepción y, a día de hoy, existen 364.000 pequeñas y medianas empresas que generan el 70% del empleo en los 26 cantones del país, es decir, casi 2,8 millones de empleos

Sus nombres no están amparados por carísimas campañas publicitarias ni sofisticados logos como ocurre con Nestle, Novartis o UBS pero representan el 99,7% del tejido productivo del país y compiten de tú a tú con las 1.100 grandes empresas de Suiza, generando el doble del empleo que estas últimas. En Suiza, el Foro PYME, constituído a finales de 1998, reúne a expertos dedicados a darles asesoría, examinar sus proyectos y ofrecerles fórmulas de desarrollo a la medida de sus necesidades administrativas y su capacidad financiera.

viernes, octubre 20

Citius, altius, fortius


Los suizos tienen en su haber varios records de Europa y también del mundo. Estos son sólo algunos:

La aldea de Juf, en el cantón de los Grisones, tiene 30 habitantes y es el lugar habitado más alto de Europa. Está situada a 2.126 metros de altitud sobre el nivel del mar.

El tren en activo más viejo del mundo es el tren de cremallera que sube al Monte Pilato, en Lucerna.

En Arosa, también en los Grisones, está situado el campo de golf a mayor altura de Europa: a 1.800 metros sobre el nivel del mar.

El glaciar de Aletsch, en el Valais, es el más largo de Europa. Tiene 23 kilómetros de longitud.

El funicular de Gelmer, en el puerto de Grimsel, al sur del cantón de Berna, es el más empinado del mundo. En algunos tramos llega a tener pendientes de vértigo, cercanas al 100 %.

jueves, octubre 19

Billetes de diseño



A principios del año 2005, la Banca Nacional Suiza (BNS) lanzó un concurso de ideas para la creación de una nueva serie de billetes de francos suizos. Los proyectos debían responder al lema: Suiza abierta al mundo.

Se presentaron 12 diseñadores gráficos, todos suizos excepto uno que era francés, y en noviembre del pasado año se dio a conocer el fallo del jurado: Los tres primeros premios fueron para tres diseñadores de Zürich, y el ganador fue Manuel Krebs con la serie que pueden ustedes ver y que cuando se decida su puesta en circulación, se imprimirá en la Orell Füssli Security Printing, la imprenta encargada de esta tarea desde hace más de 100 años.

Según fuentes de la BNS, en la actualidad el número de billetes suizos en circulación es de 276.246.734, con un valor de 37.106.848.100 francos suizos.

miércoles, octubre 18

Homo faber

Max Frisch (Zürich, 1911-1991), estudió y ejerció la arquitectura en su ciudad natal, trabajó como corresponsal periodístico en Europa y Oriente Próximo y decidió dedicarse plenamente a la lieratura a los 44 años, tal vez porque como él mismo dejó escrito 'la literatura puede ser una buena terapia personal, una especie de psicoanálisis por el que no se paga al psicoanalista'.

En 1957 publicó 'Homo faber', su novela más importante en opinión de muchos, que fue considerada el punto de inflexión de la literatura suiza contemporánea y por la que fue galardonado con uno de los más prestigiosos premios literarios del ámbito germano: el Georg Büchner. Su protagonista, Walter Faber, es un hombre racional por excelencia, convencido de que usando la razón puede controlarlo todo y que termina viviendo una imprevisible tragedia griega. Pretende que la objetividad presida su vida, una vida en la que no caben los sentimientos, pero el destino se interpone en su camino y todo se derrumba porque no es un hombre tan fuerte como él pretende.

En ella, Frisch critica la fe ciega en el progreso y los prodigios de la técnica, olvidando que existen principios transcendentales inasibles a la razón, y hace una profunda reflexión sobre la fragilidad del hombre y su impotencia ante fuerzas superiores tan incontrolables como imprevisibles. En 'Homo faber' están desarrolladas las grandes preocupaciones que el literato suizo tuvo toda su vida: el sentimiento de culpa, la contraposición entre el progreso y la naturaleza, la neutralidad suiza, el antisemitismo y también el amor. Fué llevada al cine en 1991 por Volker Schlöndorff, con el título de 'El Viajero' y pasó prácticamente desapercibida, al menos en España.

Frisch también cultivó el teatro y en 1953 estrenó 'Don Juan o el amor a la geometría', en la que nos dibuja a un conquistador sensible, melancólico e insatisfecho de su propia leyenda que, para apartarse del mundo, se refugia en los estudios matemáticos. Como buen suizo, Frisch tampoco se olvidó de Guillermo Tell, al que retrató de manera irónica en su obra 'Guillermo Tell, una historia ejemplar', publicada en 1971.

Frisch obtuvo el premio de la Paz de los libreros alemanes y también forma parte de la numerosa nómina de grandes escritores a los que la caprichosa Academia Sueca ha negado un Nobel más que merecido.

martes, octubre 17

El imperio de las pastillas

Suiza es uno de los países punteros de la industria química y farmacéutica. El sector farmacéutico suizo factura más de 71.200 millones de francos suizos al año, emplea a más de 170.000 personas y es el único que en los últimos 25 años ha aumentado sus exportaciones en una tasa anual del 20%. Su principal producto son los medicamentos que constituyen el 90 % de su producción y son vendidos en los cinco continentes.

Daniel Frey fundó la primera compañía químico-farmacéutica helvética en 1804; cincuenta años más tarde, los franceses Louis Durand y Etienne Marnas, establecieron su Industria Chemische en Basilea, dedicada al entonces innovador proyecto de producir tinturas sintéticas y que fue el embrión de la potente empresa farmacéutica CIBA. En 1861, Johann Rudolf Geigy se estableció en la misma ciudad para competir en el mercado del teñido de textiles y se asoció con Edouard Sandoz. El trabajo de ambos permitió constituir empresas que llevarían su nombre y que ganaron el reconocimiento mundial a lo largo de los años.

Debido a la importancia de las industrias farmacéuticas radicadas en su territorio, se ha llamado a Basilea el Basel Valley. Allí tienen sus sedes, entre otras compañías, Sandoz, CIBA, Geigy, Roche y Novartis.

lunes, octubre 16

Jazz a orillas del Léman


Montreux, en la riviera suiza, tiene muchos atractivos turísticos pero es en julio cuando registra el mayor número de visitantes. La culpa la tiene un festival de jazz del que este año se ha celebrado la edición número 40.

El Festival de Montreux es tan grande y genial que hasta tiene su propia moneda, los 'jazzs' con los que se pagan las consumiciones y las compras dentro del recinto. Sin embargo es un negocio ruinoso y su fundador y organizador, Claude Nobs, está decidido a revisar el sistema de financiación del festival. La principal causa de los números rojos es que gran parte de los conciertos son gratuitos, y los que se celebran en recintos cerrados lo hacen en locales que cuentan muy poco aforo, lo que lo que eleva los gastos y limita el número de localidades a la venta.

Desde los años 70, el festival está abierto a otros tipos de música y el Miles Davis Hall, acoge las tendencias más vanguardistas pero por Montreux siguen pasando los grandes mitos del jazz. Este año, Paco de Lucia, Salomon Burke, Diana Krall y Carlos Santana, entre otros, actuaron allí y el concierto de clausura corrió a cargo de B. B. King, que lleva 20 años acudiendo de manera ininterrumpida y que este año recibió el homenaje de los cantantes Gladys Knight, Barbara Hendricks, Randy Crawford y Leela James, los guitarristas John McLaughlin y Stanley Clarke y el saxofonista David Sanborn.


sábado, octubre 14

Cuatro cantones y tres hitos

Bañando los cantones de Uri, Unterwalden, Schwyz y Lucerna, está el Vierwaldstättersee, es decir, el Lago de los Cuatro Cantones. En una de sus orillas está la Pradera de Rütli, el lugar en el que dicen que se prestó el famoso juramento de ayuda mutua de los antiguos confederados en el año 1291. El héroe mítico del juramento fue Wilhelm Tell, a quien Schiller dedicó una famosa obra de teatro y Rossini una opera.

El 25 de julio de 1940, en el mismo lugar, el general Henri Guisan, comandante en jefe del ejército de la Confederación Helvética, pronunció un discurso ante los oficiales suizos en el que proclamó la determinación de Suiza para resistir a la invasión nazi, prevista en la Operación Tannenbaum, y ordenó el repliegue del ejército a las montañas desde donde realizaría una guerra de guerrillas contra las fuerzas invasoras.

En agosto de 2004, la Pradera de Rütli acogió unas históricas representaciones del Wilhelm Tell de Schiller, a cargo del Teatro Nacional de Weimar, con ocasión del segundo centenario del estreno de la obra.

martes, octubre 10

Mediadores internacionales

En 1901, Henri Dunant, fundador del Comité Internacional de la Cruz Roja, recibió en Oslo el primer Premio Nobel de la Paz.

El 27 de enero de 1999 se constituyó en Ginebra, el Centro Henry Dunant para el diálogo humanitario, el HD para los iniciados, en cuyos estatutos fundacionales se establece que sus fines serán:

a) desarrollar y profundizar un diálogo universal, intercultural y pluridisciplinario, fundamentado en el intercambio de experiencias vividas por todos los actores interesados en las cuestiones humanitarias.
b) concebir y promover la realización de soluciones duraderas a los problemas humanitarios.

En la actualidad, su plantilla la intengran 30 empleados de 19 nacionalidades, considerados como la élite privada de la diplomacia internacional, y el centro se financia con fondos procedentes, sobre todo, de los países escandinavos, Suiza, el Reino Unido y la Comisión Europea. También reciben algún dinero de los Estados Unidos de América, Canadá, la Cruz Roja Internacional y las Naciones Unidas.

En este centro, y también en Oslo, negocia el gobierno de España con ETA. Y me pregunto que tienen que ver los fines del antiguo Instituto Henry Dunant con una banda de asesinos desalmados, con más de 1000 víctimas a sus espaldas.

lunes, octubre 9

Romería de quesos


Cada mes de septiembre, los agricultores del Valle de Justis, en el Oberland Bernés, celebran una de las fiestas populares más antiguas de Suiza: el 'Chästeilet'. Los quesos curados en la bodega pasan de mano en mano antes de ser repartidos entre los propietarios de un arcaico sistema de cooperativa. El número de ruedas de queso que recibe cada agricultor corresponde a la proporción de leche producida por sus vacas y cientos de visitantes acuden cada año a esta popular cita atraídos por el ambiente rural y tradicional, que se parece mucho a cualquier romería popular española.

sábado, octubre 7

En la lengua del Dante

FIORI

per Vita

Come soldati in trincea, rannicchiati
sotto i fili del recinto
sporgiamo la testa a spiare il nemico,
l'uomo del cavallo che allaccia fascine
sopra il carro - quello
che d'estate va a torso nudo nel fieno
e un giorno ha colpito col falcetto
il giovane ladro di ciliege. Clandestini
penetrati oltre il confine della strada privata
nel marzo che schiude il verde sepalo
al giallo chiaro del corniolo,
dimentichiamo l'autostrada del piano
gli sgarbi, il nòcciolo duro del mondo
in questa tana. Ti guardo
come si guarda un ramo
una farfalla che svola improvvisa
sopra l'erba. Poi s'alza
il suono della tua primula e ce ne andiamo
dai ragazzi con maglie azzure e rosse;
ma ce ne stiamo sul dosso, un po' distanti
un po' fuori mano.

Alberto Nessi
(Mendrisio, Tesino, 1940)



viernes, octubre 6

Capital medieval

Berna, la capital de Suiza, está situada a orillas del Aar y ante el impresionante escenario de los Alpes. Se fundó en 1191 por el conde Zähringer Berchtold V, sufrió un pavoroso y devastador incendio en 1405 y tuvo que ser reconstruida. El casco urbano medieval pertenece a esa reconstrucción y apenas si ha sido modificado del modelo original . En 1983, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Tiene 6 kilómetros de arcadas, fuentes con estatuas del Renacimiento, una abigarrada catedral que empezó a construírse en el siglo XV y se terminó, nada menos, que en el XIX, fachadas de piedra arenisca magníficamente conservadas y un singular paisaje de tejados.


El Palacio Federal, sede del Gobierno Suizo, se construyó en 1902 y destaca por su cúpula central desde la que se despliegan dos alas decoradas con escenas de la historia helvética. Berna está flanqueada por dos torres antiguas muy interesantes: la primera, erigida en 1191, fue la puerta occidental de entrada a la ciudad durante muchos años y tiene un curioso reloj con un juego de figuras de relativas a la astronomía. La segunda, llamada la 'Torre Jaula', sustituyó a la torre del reloj cuando la ciudad se hizo más grande, se construyó en 1641 y se utilizó como cárcel durante más de dos siglos.

Berna tiene el honor de ser la ciudad en la que Einstein desarrolló la teoría de relatividad, el sitio en el que reposan los restos de Mijail Bakunin, la cuna de los Toblerone y el lugar del mundo con la mayor y mejor colección de obras de Paul Klee, alojadas en un fantástico edificio de Renzo Piano.

martes, octubre 3

¡No al progreso!

Harrison Ford, Kelly McGillis y una encantadora canción de Sam Cooke los pusieron de moda en 1985 con la película 'Único testigo', algo que ellos odian porque son enemigos de cualquier moda y de cualquier progreso.

Hoy vuelven a ser noticia porque ayer en Nickel Mines, a unos ochenta kilómetros al oeste de Filadelfia, en el condado de Lancaster, Charles Carl Roberts, de 32 años de edad, conductor y repartidor de un camión de leche en la zona e inglés, es decir, no amish, irrumpió armado con una pistola automática y un escopeta en una pequeña escuela de los amish, asesinó a cuatro niñas, hirió a otras tres y después se suicidó.

El fundador de la comunidad amish fue el suizo Jacob Ammann, un obispo baptista mennonita que en 1693 provocó un cisma y creo su propia iglesia porque sintió que los líderes espirituales mennonitas no estaban manteniéndose estrictamente separados del mundo y que hacía falta una renovación espiritual y una interpretación mucho más estricta y conservadora de la Biblia. Junto a sus partidarios se refugió en las montañas suizas y años más tarde emigraron a América.

La mayoría de los amish hablan un peculiar dialecto alto alemán conocido como deitsch o alemán de Pensilvania aunque los autodenominados 'amish suizos' hablan otro arcaico dialecto alemán que ellos llaman 'suizo'.

El estilo de vida amish está dictado por el Ordnung de cada comunidad, unas normas que no son uniformes ya que lo que es aceptable en una comunidad puede no serlo en otra. Existen pocas normas comunes para todos los amish.

Muchos de ellos, especialmente los de de la vieja guardia, son conocidos por evitar las tecnologías modernas, en las que incluyen a la electricidad, los automóviles y la maquinaria agrícola, pero otros grupos de amish, como la Conferencia Conservadora de Mennonite y las Iglesias Amish de Beachy Mennonite, son menos estrictos en sus costumbres y es habitual que los los líderes eclesiásticos de cada comunidad se reúnan para estudiar la admisión de ciertos adelantos técnicos.

domingo, octubre 1

Música en la iglesia


En 1844, la ciudad de Lucerna provocó un terremoto en Suiza al invitar a los jesuitas a colaborar en la gestión y administración del sistema escolar superior. Constitucionalmente esta decisión era perfectamente legal, pero los progresistas y los liberales desconfiaron de ella porque temían la influencia del Papa, así que prepararon un 'golpe de cantón' para derribar al gobierno de la ciudad que no prosperó.

En respuesta a esta tentativa de derribar el poder establecido, los siete cantones católicos –Schwyz, Uri, Unterwald, Lucerna, Zug, Friburgo y el Valais– formaron el llamado 'Sonderbund', una liga secreta para proteger sus atávicos derechos y libertades; llegando incluso a solicitar la ayuda de otros países para que los apoyaran en su lucha contra los cantones liberales.

Lo cierto es que los jesuitas siguen teniendo gran importancia en Lucerna, no sólo porque su iglesia sea una joya del barroco y uno de los monumentos más visitados de la ciudad sino porque son los promotores de espléndidos conciertos en su interior y porque tienen sus propias agrupaciones musicales: el Collegium Musicum Luzern, la Choralschola der Jesuitenkirche, el Jugendchor des Collegium Musicum y los Luzener Kantorei son obra de los hijos de San Ignacio en Lucerna y no discriminan por el hecho de no ser católicos, ni tan siquiera por no confesar la fe de Cristo.

Desde el 06/11/06...