Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

domingo, octubre 22

Permisos de todos los colores



A los extranjeros que quieren residir en Suiza de manera legal, las autoridades les conceden un permiso que, según las razones que aleguen y su procedencia, puede ser: B, C, F, G, L o S.

Para los ciudadanos de la Unión Europea o de la Asociación Europea de Libre Comercio (Liechtenstein, Noruega e Islandia), el permiso de residencia, clase C, les permite residir allí por tiempo indeterminado siempre que hayan vivido en Suiza por lo menos durante 5 años. Este permiso, renovable cada 5 años, no está sujeto a limitaciones relacionadas con el mercado de trabajo. También pueden obtener este permiso los ciudadanos de terceros países que tengan una cualificación profesional inexistente en Suiza.

El permiso de residencia de la clase B sólo se obtiene si se justifica un contrato de trabajo de al menos 12 meses o, en el caso de los estudiantes, si presentan el certificado de estar matriculados en un centro suizo. Sólo se conceden 15.000 permisos de esta clase por año.

115.000 trabajadores temporales por año, con contratos de trabajo inferiores a 12 meses, reciben el permiso de la clase L, mientras que el de clase G pueden obtenerlo los trabajadores que tienen su lugar de trabajo en las zonas fronterizas de Suiza, permitiéndoles residir sólo en esa zona.

A quienes se refugian en Suiza huyendo de guerras o persecuciones se les concede un permiso de residencia de la clase S y, por último, a aquellos que por no estar en ninguna de estas condiciones no se les puede conceder un permiso de residencia pero el gobierno confederal considera que su repatriación sería inaceptable, se les concede un permiso de la clase F.

Todos estos permisos no han evitado que vivan en Suiza 130.000 'sin papeles', según fuentes de la Oficina Federal de Migraciones.

No hay comentarios:

Desde el 06/11/06...