Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

martes, octubre 31

Músico


Frank Martin (Ginebra, 1890-Naarden, 1974) es un compositor que en su obra compendia todos los lenguajes musicales del siglo XX, si bien su principal influencia fue Arnold Schöenberg y, con el tiempo, llegó a crear un lenguaje propio, principal aspiración de todos los compositores del siglo XX. Sus obras abarcan desde la sinfonia al oratorio, pasando por el ballet y la ópera, ya que cultivó casi toda las formas musicales. De sus estudios de música se encargó el compositor Joseph Lauber, su único profesor, ya que Martin no acudió a ninguna escuela oficial.

No es un compositor muy conocido, al margen de los músicos, porque sus obras no se programan con frecuencia y tampoco ha sido muy cuidado por las grandes compañías discográficas. De divulgar su obra se encarga la Societé Frank Martin, creada en 1979 en Lausanne y cuyo patronato fundacional estaba integrado, entre otros, por Elly Ameling, Paul Badura-Skoda, Carlo Maria Giulini, Dietrich Fischer-Dieskau, Antal Dorati, Eugen Jochum, Karl Böhm, Nadia Boulanger,
Irmgard Seefried y Bernard Haitink. Una nómina que prueba la importancia de Martin entre sus colegas.

Era un ferviente admirador de Bach y un hombre polifacético que, además de la música, tenía otras pasiones: el arte bizantino, el mar, la filosofía y la cocina. A mediados de los años 20 ya era profesor de ritmo en el Instituto de Émile Jaques-Dalcroze, el creador del método eurítmico, a los 36 años fundó la Sociedad de Música de Cámara de Ginebra y fue presidente de la Asociación de Músicos Suizos de 1942 a 1946, año en el que se instaló en Naarden, la ciudad holandesa en la que murió, buscando la tranquilidad para componer que no encontraba en Suiza.

Compuso Quatre Pièces Brèves para Andrés Segovia pero éste no quiso tocarlas y ni tan siquiera se las agradeció, por lo que el director de la Suisse Romande, Ernest Ansermet, gran amigo del compositor, le propuso que hiciese una versión orquestal que él mismo estrenó en 1934.

Una de sus obras más conocidas es 6 Monologe Aus Jedermann, con textos de Hugo Von Hofmannsthal; el Requiem para cuatro solistas, coro mixto, órgano y orquesta, que él mismo dirigió el día de su estreno en Lausanne, en 1973, es una de sus últimas obras.

No hay comentarios:

Desde el 06/11/06...