Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

viernes, octubre 6

Capital medieval

Berna, la capital de Suiza, está situada a orillas del Aar y ante el impresionante escenario de los Alpes. Se fundó en 1191 por el conde Zähringer Berchtold V, sufrió un pavoroso y devastador incendio en 1405 y tuvo que ser reconstruida. El casco urbano medieval pertenece a esa reconstrucción y apenas si ha sido modificado del modelo original . En 1983, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Tiene 6 kilómetros de arcadas, fuentes con estatuas del Renacimiento, una abigarrada catedral que empezó a construírse en el siglo XV y se terminó, nada menos, que en el XIX, fachadas de piedra arenisca magníficamente conservadas y un singular paisaje de tejados.


El Palacio Federal, sede del Gobierno Suizo, se construyó en 1902 y destaca por su cúpula central desde la que se despliegan dos alas decoradas con escenas de la historia helvética. Berna está flanqueada por dos torres antiguas muy interesantes: la primera, erigida en 1191, fue la puerta occidental de entrada a la ciudad durante muchos años y tiene un curioso reloj con un juego de figuras de relativas a la astronomía. La segunda, llamada la 'Torre Jaula', sustituyó a la torre del reloj cuando la ciudad se hizo más grande, se construyó en 1641 y se utilizó como cárcel durante más de dos siglos.

Berna tiene el honor de ser la ciudad en la que Einstein desarrolló la teoría de relatividad, el sitio en el que reposan los restos de Mijail Bakunin, la cuna de los Toblerone y el lugar del mundo con la mayor y mejor colección de obras de Paul Klee, alojadas en un fantástico edificio de Renzo Piano.

No hay comentarios:

Desde el 06/11/06...