Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

martes, octubre 17

El imperio de las pastillas

Suiza es uno de los países punteros de la industria química y farmacéutica. El sector farmacéutico suizo factura más de 71.200 millones de francos suizos al año, emplea a más de 170.000 personas y es el único que en los últimos 25 años ha aumentado sus exportaciones en una tasa anual del 20%. Su principal producto son los medicamentos que constituyen el 90 % de su producción y son vendidos en los cinco continentes.

Daniel Frey fundó la primera compañía químico-farmacéutica helvética en 1804; cincuenta años más tarde, los franceses Louis Durand y Etienne Marnas, establecieron su Industria Chemische en Basilea, dedicada al entonces innovador proyecto de producir tinturas sintéticas y que fue el embrión de la potente empresa farmacéutica CIBA. En 1861, Johann Rudolf Geigy se estableció en la misma ciudad para competir en el mercado del teñido de textiles y se asoció con Edouard Sandoz. El trabajo de ambos permitió constituir empresas que llevarían su nombre y que ganaron el reconocimiento mundial a lo largo de los años.

Debido a la importancia de las industrias farmacéuticas radicadas en su territorio, se ha llamado a Basilea el Basel Valley. Allí tienen sus sedes, entre otras compañías, Sandoz, CIBA, Geigy, Roche y Novartis.

No hay comentarios:

Desde el 06/11/06...