Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

miércoles, octubre 22

¡Que nada arruine una buena fiesta!

A pesar de la avería que lo tendrá parado hasta la próxima primavera, el CERN inauguró ayer de manera oficial el famosísimo Gran Colisionador de Hadrones (LHC). Alrededor de 1.500 personas, encabezadas por Pascal Couchepin, el presidente de la Confederación Helvética y por François Fillon, el primer ministro francés, obviaron el 'pequeño contratiempo' del parón obligado y festejaron por todo lo alto el 'éxito' de un proyecto que ha costado 4.000 millones de Euros y con el que se quiere desentrañar los misterios del Universo.

Los responsables del CERN, así como los principales representantes de los Estados que participan en el proyecto, quitaron importancia a la avería del LHC y aseguraron que eso no cambia las grandes perspectivas que se abren con él. 'El LHC es un proyecto audaz, que ha necesitado más de 20 años de planificación y que nos permitirá investigar el 96 por ciento del universo que nos es desconocido, y aunque hoy es una fiesta, no puedo negar que siento decepción por el incidente que ha obligado a parar la máquina', dijo el director general del CERN, Robert Aymar, en sus palabras de inauguración.

Tras agradecer a los Estados miembros sus esfuerzos y contribuciones, Aymar aseguró que 'tenemos el equipo y los medios para repararlo y para garantizar que algo así no vuelva a ocurrir'. Un concierto audiovisual, 'Orígenes', con música de Philip Glass, interpretada por la Orquesta de la Suisse Romande y un buffet de 'gastronomía molecular', servido por Ettore Bocchia y Ferran Adrià, pusieron el broche de oro a los festejos inaugurales.

No hay comentarios:

Desde el 06/11/06...