Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

lunes, septiembre 28

El pasado siempre vuelve

El director de cine Roman Polanski está viviendo una de sus peores pesadillas y sigue detenido desde el pasado sábado en Zürich, ciudad a la que viajó para recibir un premio del Festival de Cine de la ciudad suiza. Las autoridades suizas han confirmado que recibieron una petición de extradición de los Estados Unidos.

El caso se remonta a 1977, cuando los padres de Samantha Geimer, una adolescente de 13 años, interpusieron en Los Ángeles una querella en su contra, acusado de drogar y violar a la adolescente, en casa de Jack Nicholson. Por ello, el director franco-polaco se declaró culpable de relaciones sexuales ilegales y fue condenado a 'prisión en evaluación' durante tres meses aunque sólo pasó en la cárcel 47 días ya que fue puesto en libertad bajo fianza, con la obligación de permanecer a disposición de las autoridades judiciales de la ciudad norteamericana. Pero después de una reunión entre sus abogados y el juez, en la que éste sugirió que volvería a enviarlo a la cárcel, Polanski abandonó los Estados Unidos de manera irregular y, desde entonces, no ha vuelto a poner los pies ni allí ni en ningún otro país que pudiera extraditarlo. Hasta el sábado pasado.

Eveline Widmer-Schlumpf, ministra de justicia suiza, ha intervenido personalmente para confirmar que 'Existen acuerdos de extradición entre Suiza y los EE.UU' y que 'la justicia y la policía suiza debían cumplir con estos acuerdos de Estado' por lo que el director de cine se encuentra detenido provisionalmente, a la espera de extradición.

En Suiza, el estatuto de la detención provisional, a la espera de extradición, permite al detenido presentar un recurso judicial y la justicia suiza debe pronunciarse antes de que sea cursada definitivamente la orden de extradición.

12 comentarios:

Elena dijo...

Pues con Suiza ha topado y éstos no se andan con bromas, se pongan los gabachos como se pongan, que ya he leído que están protestando muy ofendidos.

T dijo...

A mí me extraña que con el cuidado que ha tenido en 30 años, haya patinado por recoger un premio en el Festival de Zürich que, a fin de cuentas, no debe ser ni de tercera categoría.

Ana dijo...

A mí me hacen gracia ciertas cosas. Resulta que este señor que no dudo será un eximio director de cine, violó a una niña de 13 años. Reconoció su culpa y le condenaron, cuando vio que no iba a poder tener un régimen carcelario de media pensión cogió las de Villadiego y pies para que os quiero... y ahora quiere que nos olvidemos porque pasaron un pilón de años. ¡hombre señor Polanski! si todos hicieran lo mismo y a todos les conmutáramos la pena por el paso del tiempo ¿para qué querríamos un Estado de Derecho? todo consistiría en ser un director de cine famosillo, o caerle simpático al juez, o a los de tu pueblo que con un poco de suerte sería grande y armarían una revolución para que te perdonasen la condena, al estilo de los gabachos ahora. Claro que si la niña hubiera sido francesa ¡ahí querría verlos yo!.

Todo esto era para decir que a mí no me da ninguna pena, que ha vivido muy bien estos años saltándose la ley a la torera del país que le había acogido y que cumpla lo que deba cumplir.

T dijo...

Yo comparto tu opinión y añado que ser famoso nunca puede servir para eludir la justicia. Y lo de los franceses, no me sorprende, son especialistas en darle la vuelta a la realidad, a la historia y lo que se les ponga por delante.

Elena dijo...

A mi tampoco me da ninguna pena, lo digo por si no había quedado claro.

Elena dijo...

Ya has visto que a los suizos no les conmueve la fama de nadie y que Polanski sigue en la cárcel.

T dijo...

A mí lo que me ha dejado perpleja es saber que tiene casa en Gstaad desde hace años. Y me pregunto: ¿es que no la había pisado en todo este tiempo? ¿ O llegaba en avión privado sin pasar aduana hasta la puerta de casa?

Elena dijo...

Lo que dicen aquí los periódicos es que ésta era la primera vez que el gobierno sabía exactamente cuándo iba a entrar en el país y que se limitaron a aplicar la ley, así que tu comentario anterior va bien dirigido.

A dijo...

El señor Polanski entonces es tonto. porque si hasta ahora tuvo la precaución de no pasar por nunguna aduana ¿a santo de qué lo hace ahora? eso es no conocer ni a los suizos ni a los aduaneros suizos que no se fían ni de la palabra de su madre.

No hay más que ver la cantidad de señoras de su casa que con el cartelito de rien à déclarer son paradas en la frontera cuando vuelven de Val Thoiry. ¿usted sabe lo qué digo verdad?

A mí me pararon una vez volviendo de la brocante d'Annency con una estantería preciosa, ¡menuda trola les metí con el precio! claro que no se me ocurrió poner el "rien à déclarer".

Elena dijo...

¿Tú también ibas al paraíso de las compras? Yo, ahí y en el mercadillo de Fernay me paso media semana, pro eso tampoco entiendo lo de Polanski y los aduaneros.

Ana dijo...

Asidua de ambos y todos los de la zona, me pirra comprar y en mercadillos que te diga T. Estos días echo mucho de menos esos inmensos carros llenos de setas del mercadillo de Ferney, me imagino que ya estarán en plena euforia ¿no?

Elena dijo...

Voy a ir mañana a Ferney y hoy he estado en el Migros porque tenía la nevera tiritando, excepto de productos lácteos que esos en mi casa no faltan nunca. A mi me encanta ir de mercados pero mi marido no lo soporta y mi hijo tampoco así que me escapo yo sola y me lo paso estupendamente curioseando. De las setas soy una verdadera viciosa, azoque mañana volveré cargada.

Desde el 06/11/06...