Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

miércoles, septiembre 10

Provocando el Big Bang

Hoy miércoles, a las 9 de la mañana, se ha puesto en marcha el mayor acelerador de partículas del mundo. Su construcción ha tardado dos décadas y ha costado 4.000 millones de euros. Tiene como objetivo simular la explosión del Big Bang para hallar las partículas más elementales.

Según ha explicado el Consejo Europeo para la Investigación Nuclear de Ginebra(CERN), la puesta en marcha del acelerador es un 'largo proceso' que comienza con el enfriamiento de cada uno de los ocho sectores que forman el LHC, que son las siglas con las que se conoce al Large Hadron Collider, Gran Colisionador de Hadrones. Después, se hace un test de electricidad en los 1.600 imanes de superconducción y se procede al encendido de cada uno de ellos. A esta fase le sigue el encendido de todos los circuitos de cada sector, y luego la conexión de los ocho sectores independientes para que funcionen como un sólo aparato.

El LHC está considerado por los investigadores como el acelerador más potente del mundo y está instalado en un túnel de 27 kilómetros de circunferencia, a una profundidad que oscila entre los 50 y los 150 metros entre la cordillera del Jura, en Francia, y el Lago Leman, en Suiza. Cuando comience su funcionamiento, provocará colisiones frontales entre dos haces de partículas del mismo tipo, o bien protones, o bien iones de plomo. Los haces se crearán en una cadena de aceleradores que ya existen en el CERN, y después se inyectarán en el 'LHC', donde se moverán en un vacío comparable al del espacio sideral. Cuando los haces se crucen se producirán alrededor de 20 colisiones, aunque como los haces se cruzan unas 30 millones de veces por segundo, el 'LHC' generará hasta 600 millones de colisiones por segundo. Estas colisiones se registrarán en cuatro inmensos detectores, con los que los físicos quieren investigar nuevos fenómenos relacionados con la materia, la energía, el espacio y el tiempo.

El experimento también tiene sus detractores: el diario suizo 'Blick' informó el martes que importantes físicos han sido amenazados de muerte y los opositores al experimento temen que el acelerador genere pequeños agujeros negros en los que pueda desaparecer no sólo Ginebra, sino todo el mundo. Los científicos rechazan estas versiones, ya que afirman que los experimentos como el LHC sólo reproducen lo que en la naturaleza ocurre constantemente sin que ello tenga consecuencias para la Tierra.

La fiesta de inauguración oficial del LHC se realizará el próximo 21 de octubre.

No hay comentarios:

Desde el 06/11/06...