Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

martes, febrero 19

Triste y conmovedor


El Löwendenkmal de Lucerna es la estatua de un león moribundo con una realista cara de dolor. Fue tallada en roca en 1821 por el escultor danés Bertel Thorvaldsen y rinde homenaje al regimiento de soldados suizos muertos de forma heróica en las Tullerias de París, mientras defendían al rey Luis XVI, a Maria Antonieta y a sus hijos durante la Revolución Francesa. El escritor norteamericano Mark Twain la describió como el trozo de piedra más triste y conmovedor del mundo.

No hay comentarios:

Desde el 06/11/06...