Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

viernes, febrero 22

Cocina espontánea

Fredy Girardet (Lausanne, 1936) , que en la foto aparece con 25 años menos de los que tiene ahora, es uno de los cocineros de referencia de los críticos gastronómicos. Hasta 1997, fue el propietario del Hôtel de Ville, en Crissier, un restaurante convertido en lugar de peregrinación para los amantes de la buena mesa que debían reservar con al menos tres meses de antelación.

Su carrera de cocinero fue espectacular y logró alcanzar las cotizadas tres estrellas Michelín y un 19,5 en la calificación de la Gault-Millau en la que la nota máxima es un 20. Girardet es el creador de lo que él mismo llamó la cocina espontánea y cuenta con un amplio abanico de creaciones gastronómicas como el soufflé aux fruits de la passion, la cassolette de truffes aux cardons o l'aile de volaille au coulis de poireau et à la truffe.

Pues bien, ya retirado, el cocinero suizo, condecorado con la Legión de Honor francesa, ha hecho unas declaraciones al periódico Le Monde que a buen seguro van a levantar ampollas: 'hay que acabar con las comidas que no son más que una sucesión de tapas (amuse-gueule) donde nada es identificable, ni la textura, ni el frescor, ni el sabor original del producto'.

Y no le falta razón.

No hay comentarios:

Desde el 06/11/06...