Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

miércoles, diciembre 6

Samichlaus y Schmutzli



San Nicolás no es un personaje de ficción, fue obispo de Mira, en Anatolia y participó en el Concilio de Niza. En razón de sus frecuentes viajes, fue nombrado patrón de los navegantes y también de Friburgo. Según la leyenda, hizo el milagro de resucitar a tres niños que habían sido asesinados por un carnicero. De ahí que, en un rasgo de humor negro, también sea el protector de los niños y el santo patrón de los salchicheros.

En la Suiza germana se le conoce por Samichlaus y cada 6 de diciembre, los niños aprenden una canción para decírsela y recibir a cambio mandarinas, nueces y galletas. Luce una larga y poblada barba blanca y lleva una capa roja ribeteada de armiño y en sus visitas a casas, escuelas y guarderías, le acompaña Schmutzli, un personaje que es el contrapunto del santo y que, según la tradición, es el encargado de castigar a los niños que no se han portado bien.

En Friburgo, el primer sábado de diciembre es el protagonista de una concurrida procesión que lo acompaña desde el Colegio de St. Michel hasta la catedral que lleva su nombre, para pronunciar un discurso. El papel del santo, que hace el cortejo a lomos de un asno, lo hace siempre un alumno del colegio y lo acompañan otros personajes que reparten golosinas entre los niños, a la luz de las antorchas, generalmente con un intenso frío.


2 comentarios:

Jesús Sanz Rioja dijo...

También es el patrón de las pelas. Hoy le tengo especialmente presente.

T dijo...

Eso no lo sabía, muchas gracias por tu visita y por ese dato. Leo tu blog con frecuencia y con mucho interés.

Desde el 06/11/06...