Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

viernes, noviembre 3

Irreductible Romanche


La sesión de otoño del parlamento suizo se está celebrando, por tercera vez en su historia, fuera de Berna, las dos anteriores se celebraron en Ginebra (1993) y en Lugano (2001). En esta ocasión, el lugar elegido ha sido Flims, en el Cantón de los Grisones, y para celebrarlo, ha recuperado su denominación en romanche, Flem, y eso que Flims no es puro territorio romanche puesto que se encuentra en la frontera entre la zona germana y la zona de la cuarta lengua suiza.

El romanche deriva del latín y, según las últimas estadísticas, lo hablan alrededor de 35.000 personas, menos del 1% de toda la población suiza. Sin embargo, a pesar de la fuerte presión del alemán, esta lengua románica está muy enraizada en los Grisones. El nombre es un término genérico en el que se incluyen las 5 variedades habladas en el Cantón de los Grisones: Sursilvan, Vallader, Surmiran, Sutsilvan y Puter.

Para normalizar este arcaico y peculiar dialecto, el profesor Heinrich Schmid, de la Universidad de Zürich, se inventó en 1982 el 'rumantsch grishun', una iniciativa que tiene sus defensores pero también furibundos detractores. Ha sido aceptado sin problemas por las autoridades federales y cantonales y es el idioma oficial empleado por el gobierno suizo en sus comunicaciones con los hablantes de la lengua y el habitual en los documentos oficiales del Cantón de los Grisones desde 2001.

Entre sus detractores se encuentra la Uniun dals Grischs que sostiene que 'no se puede reemplazar el romanche tradicional, con sus cinco variantes, con un idioma único que ha sido fabricado artificialmente.'

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Desde el 06/11/06...