Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

jueves, agosto 24

Neutrales

San Nicolás de Flüe (1417-1487), predicaba las bondades de mantenerse alejados de conflictos ajenos y, todavía hoy, este principio marca la pauta de la política exterior suiza. No deja de ser curioso, que el origen de esta neutralidad esté en un hombre piadoso que llegó a capitán en el ejército de su tierra y que se preguntaba lo siguiente: ¿Podermos sacrificar nuestros hijos en contiendas ajenas?'

En 1515, los suizos proclamaron su neutralidad y ésta se les reconoció oficialmente en la Paz de Westfalia (1648) y se reiteró, en 1815, en el Congreso de Viena por todas las potencias europeas que veían en la neutralidad helvética un elemento importante del nuevo equilibrio europeo.

Los deberes y derechos de los estados neutrales en tiempos de guerra fueron elaborados por la comunidad internacional en 1907 y establecen que, en tiempos de paz, los estados neutrales pueden tomar su propio rumbo en política exterior, siempre que no ingresen en alianzas militares como la OTAN porque si lo hiciesen perderían su estatus neutral.

Con el final de la 'guerra fría', Suiza ha tenido que redefinir su concepción de la neutralidad política y ha asumido un papel importante en la 'Asociación para la Paz' creada por la OTAN en 1994 con el fín de fomentar la paz y la seguridad en el mundo, pero se ha reservado el derecho de retirarse de acciones pacificadoras, si su neutralidad está amenazada.

La entrada en acción de tropas suizas no armadas en Kosovo, donde los voluntarios suizos intervinieron en 1999, trajo consigo un importante debate sobre la compatibilidad de la neutralidad suiza con su papel de mediador internacional. Una encuesta realizada en 2001, reveló que el 83% de los suizos quería que siguiese vigente su estatus neutral. Sin embargo, el 10 de junio de 2001, el electorado suizo aceptó en referendum, si bien por muy escasa mayoría, que el ejército nacional participase en misiones internacionales de paz, aprobando incluso que los militares puedan llevar armas para su autodefensa. El ejército suizo puede, además, participar con ejércitos extranjeros en maniobras y ejercicios.

Aunque no sea tan notorio, Suiza no es el único país con estatus neutral en Europa. Suecia (1815), Bélgica (1830), Irlanda (1921), Finlandia (1948) y Austria (1955) también lo tienen reconocido.

No hay comentarios:

Desde el 06/11/06...