Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

miércoles, febrero 4

A 4000 metros de altura


Hace unos días, publiqué en este blog una fabulosa fotografía del Matterhorn. Esa foto forma parte de un libro espléndido que se llama Altitude 4000, editado por Éditions d’autre part, en el que podrán disfrutar de otras muchas fotografías espectaculares de los Alpes, realizadas por Maurice Schobinger, con la colaboración de Pierre Abramowski, un experimentado guía alpino.

Todas ellas están realizadas, a bordo de un helicóptero, a 4000 metros de altura y desde una distancia de 3000 metros. Todo un regalo para la vista.

9 comentarios:

Elena dijo...

Lo he comprado y es una maravilla, he pasado un buen rato embobada viendo las fotos. Y para que rabies: lo he comprado en la librería favorita de Borges, en Jullien.

Anónimo dijo...

A.
Desde luego rabiará un poquito, ¡mira que eperderse ella semejante lugar de culto.

Ja, ja, ja...

T dijo...

Pues sí, me lo he perdido pero pienso remediarlo la próxima vez que vaya por allí.

Elena dijo...

No me puedo creer que no la conocieses, estoy segura que te ha llevado tu madre, por Dios. Y tiene una foto de Borges de tamaño natural o poco menos.

Ana dijo...

Para mí que intentó llevarla a algún otro sitio, porque nuestra amiga común ve una foto de Borges y le hace reverencias y desde luego la de Julien si no la ves eres cegato perdido.

Su madre estaría intentando que se comprara algún trapo comme il faut.

Je, je, je

Elena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Elena dijo...

O le estaría presentando a la mejor sociedad de Cologny a ver si la encarrilaba. ;-)

(De ésta perdemos las amistades y eso que nos conocemos prácticamente desde que nos bautizaron)

T dijo...

Yo, para empezar, soy cegata perdida, como ustedes dos conocen de sobra. No recuerdo el sitio y me extraña porque mi madre no sólo se pasea por Cologny cuando va a Ginebra y, además, le encantan las librerías.

Por cierto, por si acaso, yo he recorrido medio mundo yo solita, pero a Ginebra es verdad que siempre he ido con mi madre.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Desde el 06/11/06...