Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

martes, noviembre 25

Fortaleza

El franco suizo (CHF) es la moneda de curso legal en Suiza y Liechtenstein, éste último país la adoptó como moneda en 1919 cuando abolió la unión aduanera con Austria. Se llama 'franken' en alemán, 'franc' en francés, y 'franco' en italiano y en las monedas lleva grabado, en latín, el nombre de la Confederación Helvética.

Actualmente, existen monedas en circulación de 10, 20 y 50 céntimos, así como de 1, 2 y 5 francos, pero además, existen monedas conmemorativas de 5, 20, 100 y 200 CHF que también son válidas para transacciones comerciales.

La historia del franco suizo está ligada a la de la creación de la Confederación Helvética y, en 1848, tras un largo periodo de enfrentamientos entre cantones y regiones, se logró un acuerdo para crear una unión aduanera y monetaria que eliminó todas las aduanas, fronteras y monedas que existían antes en el país. El siguiente paso fue la Ley Federal de la Moneda, de 7 de mayo de 1850, por la que Suiza creó el franco suizo aunque su circulación no tuvo lugar hasta dos años más tarde.

Su modelo fue el franco francés y de hecho, las primeras monedas helvéticas fueron acuñadas en París y Estrasburgo, lo que les permitió el doble objetivo de conocer a fondo el sistema monetario francés e integrarse, en 1865, en la Unión Monetaria Latina que permitía la utilización indistinta de la lira, el franco suizo, el franco belga y el franco francés en los territorios de Italia, Francia, Suiza y Bélgica. Más tarde, la Confederación Helvética asumió el monopolio de la emisión de billetes y monedas y fundó el Banco Nacional de Suiza.

El franco suizo ha sido históricamente considerado una divisa refugio, una moneda prácticamente con una inflación cero ya que gracias a un requisito legal, el 40 % del valor estaba respaldado por las reservas de oro. Sin embargo, este vínculo con el oro, que data de 1920, terminó el 1 de mayo de 2000, tras un referéndum y una enmienda a la Constitución Suiza.

Con la llegada del euro, el franco suizo no ha perdido su fortaleza y ha seguido siendo una divisa de referencia y el 1 de enero del 2002, fecha en la que el euro se convirtió en la moneda única de la Unión Europea, cotizó a 1,45 francos suizos por euro y en la actualidad cotiza a 1,54. Esta solidez ha permitido a las entidades financieras suizas administrar un tercio de las fortunas mundiales.

No hay comentarios:

Desde el 06/11/06...