Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

miércoles, octubre 29

Lluvia inesperada de millones

Mientras el gigante de la banca suiza, el UBS, ha tenido que recibir ayuda estatal para hacer frente a la crisis de liquidez y confianza, los pequeños y medianos establecimientos bancarios de la Confederación Helvética se han visto desbordados por un flujo insólito de miles de millones de francos suizos, hasta el punto de que han empezado a tener problemas para gestionar y colocar esos fondos y han comenzado a rechazar los depósitos de nuevos clientes que han retirado sus ahorros de los grandes bancos helvéticos.

El primero en anunciar que limitará la apertura de nuevas cuentas ha sido el Banco Cantonal de Zürich, que ha dicho que estudiará caso por caso, mientras que el Banco Cantonal de Schwytz ha sido más drástico y ha anunciado que no aceptará nuevos clientes. Por su parte, el Banco Raiffeisen está recibiendo un promedio de 1.000 millones de francos suizos cada mes y aunque no ha limitado la apertura de cuentas, ya tiene una lista de espera de dos semanas para la atención a los nuevos clientes.

Lo mismo ocurre con la filial financiera de Correos de Suiza (PostFinance) que ya ha acogido a 62.000 nuevos clientes desde principios de año, que han depositado 4.800 millones de francos suizos en esa entidad, y ahora se ve en dificultades para colocar esos fondos debido a la tensión que reina en el mercado interbancario.

Los depósitos en los bancos cantonales y en PostFinance, al igual que otros tipos de inversiones, están garantizados total o parcialmente por la Confederación Helvética o por los gobiernos cantonales, por lo que inspiran mayor confianza entre los pequeños ahorradores.

No hay comentarios:

Desde el 06/11/06...