Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

sábado, agosto 16

El encanto de Ginebra


Entre los Alpes y la Cordillera del Jura se sitúa la ciudad Ginebra, una de las ciudades más cosmopolitas del mundo y, desde luego, la ciudad más internacional de Suiza y sin embargo, su barrio antiguo conserva el encanto de su pasado medieval en cada rincón. Son visitas imprescindibles la Promenade des Bastions, y su Muro de los Reformadores, la Place de Bel-Air, el Hôtel de Ville, la Place du Perron, la Place du Bourg-de-Four o la Catedral de Saint Pierre. Muelles, paseos ribereños, cuidados parques y animadas callejuelas del casco antiguo invitan a callejear por ella.

El barrio internacional es también de visita obligada, pero sin duda el lugar más típico de Ginebra es el Lago Leman y el Jet d'Eau, el símbolo de la ciudad, un enorme chorro de agua impulsado por bombas gigantes que llega a alcanzar hasta 145 metros de altura y tan potente que, en los días de viento, hay que apagar los motores para que no empape los edificios vecinos.

Ginebra también es conocida en el mundo por sus relojes. El Poinçon de Genève es un sello de calidad que sólo se otorga a aquellos relojes que cumplen unos criterios muy estrictos de calidad, pero de relojes ya hablaremos en otra ocasión.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Le falta la maison Tavel.

T dijo...

Es verdad, se me pasó.

amelche dijo...

No tuve mucho tiempo para visitarla, pero lo poco que vi de Ginebra me encantó. Ya volveré algún día...

Desde el 06/11/06...