Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

viernes, mayo 23

Enfermedades del alma

El hombre no vive únicamente su vida personal como individuo, sino que también, consciente o inconscientemente, participa de la de su época y de la de sus contemporáneos. Aunque inclinado a considerar las bases generales e impersonales de su existencia como bases inmediatas, como naturales, y a permanecer alejado de la idea de ejercer contra ellas una crítica, el buen Hans Castorp es posible que sintiese vagamente su bienestar moral un poco afectado por sus defectos. (.../...)

El individuo quisiera tener ante su ojos toda clase de metas, objetivos, esperanzas, perspectivas, de los cuales pudiera extraer el impulso para realizar grandes esfuerzos y actividades. Pero cuando lo impersonal que le rodea, cuando la época misma, a pesar de su agitación, está en el fondo desprovista de esperanzas y de perspectivas, cuando se revela ocultamente desesperanzada, sin objetivos y desconcertada; cuando a la pregunta, planteada consciente o inconscientemente, pero planteada de algún modo, acerca de un último sentido, incondicionado, más allá de lo personal, de todo esfuerzo y de toda actividad, responde un silencio vacio, la actividad de un carácter recto quedará inevitablemente paralizada, y esta influencia, más allá del alma y de la moral, se extenderá hasta la parte física y orgánica del individuo.

La Montaña Mágica
Thomas Mann

2 comentarios:

Anónimo dijo...

G.
Si no es indiscreción ¿Por qué una versión en inglés?

T dijo...

Ya he puesto la alemana y no recuerdo ahora si también la española, G. En este blog hay más de una entrada dedicada a La Montaña. Y habrá más porque es una de mis debilidades.

Ha sido una sorpresa encontrármelo por aquí.

Desde el 06/11/06...