Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

domingo, junio 17

Acortando distancias

En 1992, los suizos aprobaron en referendum la construcción de tunel ferroviario de Lötschberg, una impresionante y polémica obra de ingeniería que ha tardado más de ocho años en terminarse y que une Frutigen, en el Cantón de Berna, con Rarogne, en el Cantón del Valais. Con sus 34.6 kilómetros, es el túnel ferroviario más largo de Suiza, el tercero más largo del mundo y forma parte del Proyecto Suizo de Transito Alpino también conocido como New Railway Link through the Alps (NRLA).

La obra ha costado 4.300 millones de francos suizos (unos 2.580 millones de euros), un 35 por ciento más de lo presupuestado inicialmente en 1998. Ha sido financiado con los impuestos a los vehículos pesados que transitaban por Suiza y a la gasolina y por créditos del sector privado que, a su vez, han participado en la construcción la obra.

No sólo Suiza se beneficia de este gran túnel, también significa un gran avance en las comunicaciones dentro de la Unión Europea, ya que los trenes de Alemania, Francia e Italia lo usarán también acortando de manera notable el tiempo que hasta ahora necesitaban para enlazar Alemania e Italia.

La firma BLS AlpTransit, constructora del túnel, entregó oficialmente la obra a la Confederación y de manera simbólica, depositó en las manos de Moritz Leuenberger, el ministro suizo de Transportes, un fragmento de raíl.

No hay comentarios:

Desde el 06/11/06...