Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

lunes, febrero 5

Entre fortalezas


Sion, en el Valais, tiene fama de ser la ciudad suiza con mejor calidad de vida y, desde luego, tiene grandes atractivos turísticos que no se limitan al pintoresco ambiente de sus barrios más antiguos.

Yacimientos arqueológicos, cuatro castillos (Valère, Tourbillon, Majorie y Montorge), la catedral gótica de Notre-Dame du Glarier y la iglesia de St-Théodule, en cuyo subsuelo se encuentran unas termas romanas, hay que tener en cuenta que el nombre de la ciudad viene del latín Sedunum, son algunas de las visitas ineludibles.

Las fortificaciones de Valère y Tourbillon son la principal seña de identidad de Sion y se encuentran situadas en dos montes opuestos entre sí. Si bien el castillo de Tourbillon, de finales del siglo XIII, está en ruinas desde 1788, año en el que fue destruido por un incendio, la iglesia-fortaleza de Valère es testigo de la historia de la ciudad desde el siglo XI y los tesoros que se encuentran en ella bien merecen una entrada en este blog por lo que hoy me limito a citarla, sin olvidar decir que desde 1969, cada verano se celebra en ella el Festival Internacional de Órgano y de Música antigua, un festival en el que se utiliza el que pasa por ser el órgano más antiguo del mundo en uso.

Del siglo XV es la Casa Supersaxo, construida por Georges Supersaxo, un magnate y mecenas de la época. En el techo de una de las habitaciones se puede admirar una obra maestra de artesonado, en el que destaca el rosetón dedicado a la Natividad de Cristo.

Situada en el corazón del Valle del Ródano, a 160 kilómetros de Berna, Sion no es sólo una de las ciudades más antiguas de Suiza, en sus laderas las viñas del Cantón del Valais, el mayor productor de vino del país, se riegan con las aguas que descienden de los glaciares.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

señora mía, en ese mismo cantón existe una fundación a la que debería prestar atención.

T dijo...

Le agradezco elcomentario y si me lo concretase un poco más sería estupendo porque en el Valais debe haber cientos de fundaciones. Tenga en cuenta la afición que tienen los suizos a las fundaciones. Afición fiscal, naturalmente

Elena dijo...

Seguro que es la Giannadda de Martigny que es la más famosa.

T dijo...

Sí, eso me ha dicho también A. Gracias por la pista.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Desde el 06/11/06...