Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

domingo, noviembre 12

La educación, también pública

En Suiza existen 26 sistemas escolares diferentes, pero todos responden, con pequeñas diferencias, a este esquema general:

La educación obligatoria dura nueve años entre los seis y los quince, en los que se cursa la escuela primaria y la primera parte de la escuela secundaria. Además, la mayoría de los cantones ofrecen un décimo año suplementario. El año escolar comienza en agosto en todos los cantones y dura entre 37 y 40 semanas. Esta etapa educativa es obligatoria y gratuíta y se financia por el cantón y el municipio respectivo. Los programas educativos se elaboran por las autoridades cantonales y cada municipio se encarga de su oferta educativa.

A diferencia de la escuela Primaria, en la primera parte de la escuela secundaria no todos los alumnos asisten a las mismas clases. Esta fase tiene un carácter selectivo muy importante ya que al finalizar la misma, el estudiante debe decidir entre seguir estudios generales o comenzar una educación profesional, pero deben ser aceptados en cualquiera de las opciones que se escoja. Se ofrecen diferentes niveles de dificultad para las matemáticas, idioma materno, idioma extranjero, ciencias naturales, geografía, historia, instrucción cívica, música, dibujo y gimnasia. Dependiendo del nivel alcanzado se añaden otras asignaturas y actividades manuales a las materias antes mencionadas. Las clases se dividen en dos bloques, antes y después del mediodía, y en la pausa entre estos bloques los alumnos suelen ir a sus hogares.

Al finalizar la escuela obligatoria los jóvenes inician la educación post-obligatoria, la segunda parte de la educación secundaria. Esta fase no es obligatoria pero sí indispensable para actividades laborales y educativas posteriores. La oferta educativa es muy variada en este nivel. Todos los programas son a tiempo completo y tienen una duración que varía entre dos y cinco años. También es gratuíta pero, para costear algunos materiales educativos así como las excursiones puede exigirse alguna aportación. Si se opta por el aprendizaje profesional, los alumnos obtienen un pequeño sueldo desde el primer año.

Después de los estudios post-obligatorios, culminados bien sea con un Maturité de Secundaria, un Diploma de Enseñanza, un Diploma de Escuela Media o con un Certificado de Habilidad, la mayoría de los jóvenes optan por continuar sus estudios, ya sea en la Universidad o en Escuelas Técnicas Superiores. Generalmente, la educación superior es financiada por el cantón o por el Estado, salvo las matrículas semestrales, el material y el alojamiento y la manutención. Además, los estudiantes tienen derecho a ser becados.

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Desde el 06/11/06...