Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

jueves, enero 19

Suizo a título póstumo


A Paul Klee le concedieron la nacionalidad suiza después de muerto. Y eso que nació en Suiza, en Münchenbuchsee, cerca de Berna, el 18 de diciembre de 1879. En 1898 se trasladó a Munich para iniciar allí sus estudios y fue ciudadano alemán hasta su muerte en Locarno el 29 de junio de 1940 porque esa era la nacionalidad de su padre, un profesor de música que enseñó al pintor a tocar el violín, un arte que éste practicó hasta su muerte.

Fué profesor de la Bauhaus en Weimar desde 1921 a 1930 y ya entonces era considerado un artista de vanguardia. Sufrió la persecución nazi y la retirada de su obra de todos los museos alemanes, lo que le obligó a refugiarse en Berna, pero tampoco allí encontró grandes facilidades; la difamación nazi y cierta reputación de artista radical no le allanaron el camino para obtener la nacionalidad suiza, cuyos penosos trámites aún no estaban ultimados a su muerte.

Los últimos cuatro años de su vida fueron una lucha constante contra las dificultades burocráticas y contra la enfermedad degenerativa que padecía. Sus cenizas no pudieron reposar en el cementerio de Berna hasta seis años después de su muerte, tras la muerte de su mujer.

65 años después de su muerte, la ciudad y el cantón de Berna le erigieron un impresionante museo: el Zentrum Paul Klee, una joya arquitectónica de Renzo Piano que aloja más de 4.000 de las 10.000 obras del artista, con lo que se convierte en la mejor colección monográfica que existe en el mundo sobre Klee; se inauguró el pasado 20 de junio.

El Zentrum Paul Klee no es sólo un museo; conciertos, representaciones teatrales, salas de lectura y talleres creativos, ofrecen al público nuevas perspectivas sobre el trabajo pictórico, musical, literario y pedagógico de Paul Klee.

Este es la idea que Renzo Piano quiso traducir arquitectónicamente, al diseñar tres colinas artificiales: 'La colina norte está consagrada al músico y al pedagogo; la del centro, al pintor y al poeta; y la del sur, al investigador y matemático' explicó el arquitecto genovés. Una pasarela ligeramente elevada une a las tres colinas, simbolizando la idea de comunicación entre las disciplinas artísticas.



1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Desde el 06/11/06...