Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

miércoles, enero 4

La deuda histórica




El queso suizo ya lo conocía Plinio el Viejo que describe el 'caseus helveticus' en una de sus obras. Y precisamente de queso, era la deuda que Francia tenía con Suiza desde 1800. Otra curiosidad alpina más.

Los monjes que vivían en algunos pasos alpinos, bloqueados por la nieve casi todo el invierno, almacenaban grandes cantidades de queso para que no les faltase alimento ni a ellos ni a sus huéspedes. En 1800, en el paso alpino del Gran San Bernardo, a 2.473 metros de altura, en la frontera con Italia, pasaron el invierno Napoleón y 40.000 soldados franceses más que consumieron tonelada y media de queso durante su estancia allí y que nunca pagaron.

50 años más tarde, los franceses abonaron una pequeña parte de su deuda pero ésta no quedó definitivamente saldada hasta 1984. Lo hizo Miterrand, siendo presidente de la república y sólo de manera simbólica pero el honor suizo quedó a salvo después de 184 años de reclamaciones ininterrumpidas, constancia que evitó que la deuda prescribiese.

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Desde el 06/11/06...