Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

miércoles, julio 29

Art Brut suizo

Aloïse Corbaz, nació en Lausanne en 1896, en el seno de una familia bastante desarticulada, como se dice ahora. Cursó los estudios básicos y se puso a trabajar de costurera mientras recibía lecciones de canto ya que su sueño era ser cantante de ópera, algo que nunca logró. A principios del siglo XX se trasladó a Postdam, en Alemania, para trabajar en la residencia del kaiser Guillermo II, del que se enamoró de forma ilusoria y platónica.

Regresó a Suiza al comienzo de la I Guerra Mundial y después de diagnosticarle esquizofrenia, fue ingresada en el hospital psiquiátrico de Cery-sur-Lausanne y más tarde en el sanatorio de La Rosière, en Gimel-sur-Morges, un establecimiento especializado en enfermos mentales crónicos en el que residió hasta su muerte. Ése fue el inicio de su carrera artística en la que los amantes y su pasión por la ópera tienen un papel fundamental.

Aloïse puede encuadrarse dentro del movimiento conocido como art brut y tuvieron que pasar muchos años para que fuese reconocida artísticamente. Un año antes de morir, en 1964, fue la invitada de honor de la exposición Escultura y Pintura Suiza, celebrada en el Palais de Rumine de su ciudad natal, y a partir de ese momento le llegó el reconocimiento internacional.

No hay comentarios:

Desde el 06/11/06...