Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

domingo, abril 15

¡Se acabó el invierno!

Este fin de semana, en Zürich se celebra el final del invierno, el Sechseläuten, una fiesta tradicional que comienza con el desfile de todas las asociaciones gremiales, y también de los niños, y que terminará mañana, a las 6 de la tarde, con la quema de un muñeco de nieve cargado de artilugios pirotécnicos, llamado Böögg. La tradición dice que cuanto antes estalle la cabeza del muñeco, más cálido y soleado será el verano.

El desfile de los niños se celebra el domingo de 'Sechseläuten' y en él participan los niños vestidos con trajes históricos y los niños de procedencia extranjera desfilan vestidos con los trajes tradicionales de sus respectivos países, el desfile lo cierra el Böög en un carruaje pintado de rojo. El muñeco mide, aproximadamente, 3 metros y medio y pesa cerca de 80 kilos.

La denominación de esta fiesta como 'Sechseläuten', campanadas de las seis, tiene su origen en las reglamentaciones de trabajo de la Edad Media, conforme a las cuales durante la mitad del año correspondiente al verano - desde el inicio de la primavera, el 21 de marzo, hasta el día de San Miguel, el 29 de septiembre - se trabajaba hasta el momento en que sonaban las campanadas anunciando las seis de la tarde.

La costumbre de quemar un muñeco de nieve en esta fiesta, se remonta a 1862 pero en el antiguo barrio del centro, lo que hoy es el barrio comprendido entre Bürkliplatz y Fraumüster, ya existía esta tradición desde muchos años ntes. Durante la Cuaresma, los jóvenes del barrio organizaban un desfile y al finalizar el mismo, se quemaba un muñeco de paja.

No hay comentarios:

Desde el 06/11/06...