Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

viernes, marzo 9

Arte italiano

Bellinzona, la capital del Tesino, siempre fue la manzana de la discordia entre los condes milaneses y los confederados helvéticos, debido a su situación geográfica. Actualmente es la capital cantonal, después de muchas décadas de rotación con Lugano.

Es la puerta de entrada a los Alpes desde el sur y desde ella, parten las rutas hacia los pasos de Saint Gothard, Lucomagno y San Bernardino

Está dominada por la espectacular fortaleza medieval, con sus tres castillos, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en al año 2000: Castelgrande, Castello di Montebello y Castello di Sasso Corbaro son un ejemplo de conservación de la arquitectura medieval. Pero no terminan ahí sus atractivos, Bellinzona es una ciudad con mucho encanto que ya sedujo a John Ruskin y a William Turner y en la que se puede disfrutar de un importantísimo patrimonio arquitectónico y artístico.

Su Colegiata y la iglesia de Santa Maria delle Grazie merecen una pausada visita. La primera es un edificio del Quatrocento, erigido en piedra blanca, con un espectacular rosetón de cinco metros de diametro que data del Seicento. En su interior destaca una bellísima Crucifixión atribuida a a Simone Peterzano. En Santa Maria delle Grazie, destruida por un incendio el último día del año 1996 y recientemente restaurada, puede contemplarse un impresionante fresco renacentista, obra del maestro Gaudenzio Ferrari, en el que se narra la vida de Cristo.

No hay comentarios:

Desde el 06/11/06...