Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

martes, enero 10

Un detective en Suiza


Sir Arthur Conan Doyle era escocés y vivió la mayor parte de su vida en Londres, ejerciendo la medicina y publicando, por entregas, Las aventuras de Sherlock Holmes en el Strand Magazine.

El versátil y afamado escritor fue un amante más de Suiza y pasó largas temporadas de descanso en los alrededores de Berna. Tal vez por eso, en su novela 'El último problema', hizo desaparecer al detective de Baker Street despeñándolo, y dándolo por muerto, en las cataratas de Reichenbach, muy cerca de la capital suiza, mientras perseguía a su enconado enemigo el Dr. Moriarty.

En agradecimiento, los suizos han dedicado a Mr. Holmes dos museos: uno está en la Place Conan Doyle de Meiringen y el otro, creado por su hijo, en Lucens.

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Desde el 06/11/06...