Este blog no está subvencionado por la Confederación Helvética.

lunes, diciembre 26

Mujeres

Esta señora tan sonriente es Ruth Dreifuss y fue la primera mujer que asumió el cargo de Presidenta de la Confederación Helvética en enero de 1999 (un cargo más bien representativo que se desempeña durante un año en un sistema de rotación). No esta mal, si tenemos en cuenta que el sistema de democracia directa permitió excluir durante mucho tiempo a las mujeres de los derechos políticos.

Sin embargo, la extensa autonomía, incluso al más bajo nivel administrativo, brindó a las mujeres la oportunidad de irrumpir en la vida política. Fue una comuna muy pequeña, en el Cantón del Valais, la que permitió en 1957 el voto femenino a nivel comunal por primera vez en Suiza. Varios cantones siguieron el ejemplo, y a lo largo de los años 60, las mujeres empezaron a ocupar cada vez más cargos en las asambleas y en los gobiernos locales.

En 1968, Ginebra, la ciudad más grande del país en aquel entonces, tenía una alcaldesa que, a pesar de ello, todavía no podía ejercer el derecho de voto en elecciones federales.

Cuando Suiza firmó la Convención de los Derechos Humanos del Consejo de Europa puso la condición de que la igualdad jurídica entre sexos no tuviera vigor en su territorio. Esta propuesta provocó tal alboroto que obligó al Gobierno suizo a revisar su postura y se convocó un referéndum sobre el voto femenino que se celebró el 7 de febrero de 1971.

Dos tercios del electorado masculino votaron a favor del sufragio femenino, permitiendo ¡por fin! el ejercicio pleno de derechos derechos políticos a sus compatriotas.

2 comentarios:

amelche dijo...

Tan modernos que son y lo que tardaron en darnos el voto a las mujeres. Y, sin embargo, en España ya pudimos votar en los años 30 en tiempos de la República.

T dijo...

¿Modernos? Suiza es uno de los países más tradicionalistas del mundo. Es más, los grisones yo diría que son los más tradicionalistas del mundo.

Desde el 06/11/06...